La Arquitectura del Vacío

Pues al final el parto se alargó un poco más de lo que esperaba, que a la vida le da por ponerse interesante (en el peor sentido de la palabra) justo cuando uno tiene un montón de cosas entre manos.

Pero finalmente, ya está aquí mi nuevo blog:

La Arquitectura del Vacío. 

Lo estreno con un par de artículos de serie: Un reseña de “China Montaña Zhang” (Maureen F. McHugh), una lista de propósitos de lectura para antes de año nuevo, un artículo sobre Ficción Especulativa y un relato (que los más viejos de por aquí recordaréis).

Más o menos va a tener el mismo “tono” que tenía este, pero con los contenidos mejor estructurados y más variados. De hecho casi no habrán relatos, que lo voy a reservar para publicar una antología en algún momento del primer semestre del año que viene 😉

Publicaré todos los miércoles y el último viernes de cada mes mandaré un correo a los suscriptores de la lista de correo con una recapitulación de lo publicado, una declaración de inteciones, cosillas que me encuentre por ahí y puedan interesar e incluso alguna promoción/regalito exclusivo.

Así que, ahora sí, este es el final de Mi Esquina del Ring. En algún momento de aquí a final de año lo cerraré definitivamente.

Gracias por el tiempo y las palabras que me habéis dedicado hasta aquí. ¡Espero veros por la AdV!

Un abrazo.

Anuncios

Un nuevo comienzo

Pues aquí está la semilla de lo que en nada sería mi nuevo proyecto.

“La Arquitectura del Vacío”

A lo largo de este (infernal) Agosto abriré las puertas de mi nuevo blog, que lleva aparejado mi proyecto como escritor.

Como os decía en la entrada anterior, cuando me planteé revitalizar “Mi esquina del ring” tuve que ponerme serio y decidir qué cambios. Le dí muchas vueltas, consulté algunas páginas y grupos de escritores profesionales y lo hablé con mi gente de confianza. El resultado fue que estaba todo mal.

He tenido que replantearme algunas prioridades y así encaminar mi afición por juntar letras en una profesión… cosa que todavía me da vértigo, pero la vida da vértigo, así que…

Para los que lleváis por aquí un tiempo y os interesa lo que escribo (que alguno habrá, ¿verdad?… ¿verdad?) os cuento que el blog es el primer paso. Ya mismo estoy trabajando en una recopilación de relatos que me gustaría publicar antes de navidades, pero ya veremos como se da la cosa. Si no puede ser quedará año nuevo. La selección estará formada por relatos inéditos otros que ya habréis visto por aquí , pero actualizados y alguno muy expandido.

Y también ando preparando mi primera novela. Pero eso otra historia y será contada en otro momento… sobretodo porque tiene todas las papeletas de ser un horror y acabar sepultada en el fondo de un cajón 😛

Cuando la AdV esté en marcha haré una entrada aquí para avisaros y despedir finalmente el rincón que ha sido mi casa virtual durante tanto tiempo. Pero si queréis estar más al tanto podéis suscribiros a mi lista de correo en el formulario que encontraréis en el link de arriba.

Un abrazo, ¡Nos leemos pronto!

Todo acaba

Y este blog no es una excepción. Hace mucho, mucho tiempo en un Blogger muy lejano empecé a publicar los cuentos que escribía en el taller de escritura que tenía por aquel entonces. A partir de ahí mi historia con los blogs ha sido lo que podría considerar una “relación complicada”.

Soy trágicamente curioso y eso ha hecho que mis cuadernos online hayan resultado caóticos. Si lleváis algún tiempo por aquí ya lo sabréis más que de sobra. Me disculpo por eso.

El caso es que este camino llega hasta aquí. En este última etapa del blog he intentando tomarme en serio las posibilidades de tener una esquina digital donde contar cosas a quien quiera pasarse … y se podría decir que la jugada me ha salido demasiado bien.

Después de buscar consejo profesional, de pensar muy fuerte en lo que quiero conseguir y de lo que estoy dispuesto a empeñar en ello me doy cuenta de que este camino no es el adecuado.

En concreto esta forma de hacer el camino no es la adecuada. Así que me veo obligado a dar un volantazo a mi propio Cadillac fúnebre verde lima y buscar una nueva carretera.

Si estáis suscritos más pronto que tarde sabréis de mi y de mi nuevo proyecto. Si no pues suscribiros o echad un vistazo de vez en cuando.

Con todo, un afectuoso adiós… por ahora.

pd. si no entendisteis la referencia al Cadillac tampoco sabréis qué es la imagen que encabeza la entrada, ni el homenaje del título … y eso pone muy tristes a un montón de gatitos… pero como me preocupo por vosotros y no quiero que carguéis con eso en la conciencia os dejo este vídeo. de nada 😉