Relatos

Phillip, el cucaracho

Apuré el paso al escuchar las doce campanadas. Los chicos de la oficina se habían ido de copas al Chuchitril de Joe y me habían invitado. Pero me dolían las seis patas después de un día de trabajo infernal, así que me disculpé y les dije que me retiraba. Al cuerno la Nochevieja.

Sigue leyendo

Anuncios