– ¿Todavía estás ahí? Te dije que desaparecieras.

– Estoy esperando a alguien.

– Que te larg…

– ¡Que no me da la gana!

– No vuelvas a levantarme la voz si no quieres que te arranque la cabeza de una torta. Mediamierda.

– ¡Que machote!

– Te la estás buscando. No me toques más los huevos. Sé a quién estás esperando. Y ya sabes lo que pienso de la maricona esa con la que vas.

– No, no lo sé.

– Sí lo sabes.

– Pero puedes volver a decírmelo, te encanta.

– ¿Cómo es posible que haya criado a un hijoputa como tú?

– No sé, pregúntaselo a la amiguitas que traías a casa, a la tía Marta o a cualquiera de las que te follaste en la cama de mam… ¡Joder!

– A mí me respetas.

– ¡Cabr… ¡Arrg!

– Y todavía te puedo dar un par más si sigues respondiendo. ¿Te parece? Lárgate de una vez.

– Cu cuando salga por esa pue pu puerta no vas a vol volver a verme.

– A lo mejor te crees que me importa una mierda. Y deja de llorar, por dios, que tienes 25 años.

– No no tienes ni puta idea, ¿verdad? E es a mí a quién le importa. No voy a volver a ver a mi padre.

-…

-…

– Estás sangrando. Échate agua o algo.

– Joder.

-…

– Tengo el labio partido. Mierda, acabaré discutiendo también con Pablo.

– ¿Necesitas dinero?

– ¿Cómo?

– Que si tienes dinero. Te echaron del trabajo el mes pasado, ¿no?

– Joder papá, eres increíble. Me partes la boca y ¿ahora te preocupas por mí?

– No quiero que te vean por ahí tirado poniendo el culo pa’comer.

– Eso, eso, ¿qué pensarían los vecinos? ¿o la abuela? ¡Dios te salve!

– Vale, pues púdrete. Encima que me preocupo. Ya te dije que te fueras. ¿Qué más quieres? ¿Mi consentimiento? Lo tienes, adiós. ¡¿Necesitas algo más?!

– Sí, que me abraces y me desees suerte, que me digas que estás orgulloso de que sea abogado y de lo que me he esforzado para cons conseguirlo…

-…

-…y que me dig digas que m me qui quie…

– ¿Pero es que vas a estar llorando toda la vida? Das pena.

– ¡Joder papá!

– ¡¿QUÉ?! Si te quieres ir pues bien. Ala, a comerte mundo con ese maricón. Pero no esperes que me rebaje.

-…

– Voy a mear. Cuando salga no quiero verte por aquí.

-…adiós papá.

-…

-…

-…¡DALE MÁS FUERTE A LA PUTA PUERTA HOMBRE, QUE A LO MEJOR NO CERRÓ!…              …espero que tengas suerte… …estoy muy orgulloso de ti y… te qui quiero…

Anuncios

Un comentario en “Dédalo

  1. como parte del StoryADay, la organizadora (Julie Duffy) envía cada día una propuesta de escritura… no creo que atienda a muchas, que uno tiene sus métodos, pero la de hoy era “un recuerdo prestado” y alguien me contó algo como esto hace tiempo… me impresionó y aquí está en forma de diálogo rápido y sucio (por la ejecución y un poco por el contenido).
    ya sé que es una menudencia, pero es que estoy de puente y en mi isla hace tan buen tiempo que me resulta biológicamente imposible estar mucho tiempo sentado en el ordenador 😉
    en cuanto vuelva a rutina me estiraré algo más.
    un saludo, nos leemos!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s