Relatos

A la luz de un nuevo mundo (IV)

—Viene del Capítulo III

Los hombres encargados del velamen se lanzaron cuerdas arriba y en cuanto las velas del bauprés estuvieron desplegadas la nave fue girando poco a poco. Entonces empezar a sonar los cañonazos. Ninguno impactó, “Pero ninguno de los primeros lo hace”, pensó Willem. La siguiente andanada estaría más cerca y a la siguiente ya empezaría a volar astillas de madera.

Sigue leyendo “A la luz de un nuevo mundo (IV)”

Anuncios
Relatos

A la luz de un nuevo mundo (III)

—Viene del Capítulo II

Por donde pasó fue informando sobre la ceremonia. Casi todos los indios se limitaron a asentir, alguna lo hizo con alivio y un par hasta se alegraron. Con los holandeses la cosa fue diferente; todos habían aprendido a sobrellevar las rarezas del capitán, sobre todo en lo tocante a Kuminaj, pero que un indio bendijera el barco antes del combate le pareció excesivo a unos cuantos. Los ánimos estaban caldeados y Willem tuvo que emplearse a fondo suavizar el tema. Y no iba mal, hasta que se encontró a Ruud. Estaba con otros tres hombres limpiando mosquetes y comprobando el estado de la pólvora.

Sigue leyendo “A la luz de un nuevo mundo (III)”

Relatos

Más dura será la caída

La luz del ascensor le quemó los ojos cuando despertó sobresaltado.
– ¿Dónde estoy?
Un hombre joven, vestido con un impoluto uniforme blanco, le sonrió tendiéndole la mano.
– Es usted Fernando Aguirre, ¿verdad?
– ¿Dónde estoy?
– No se preocupe ahora por eso. ¿Sería tan amable de entregarme la llave?
– ¿Qué hablas, sonado? ¿Dónde estoy? ¿Quién mierdas eres?
– Me llamo Pedro –dijo el ascensorista señalando la pequeña chapa dorada con su nombre que llevaba en la solapa-. Y cuanto antes me de esa llave que tiene en la mano antes saldrá de aquí.
Sigue leyendo “Más dura será la caída”

Relatos

A la luz de un nuevo mundo (II)

—Viene del Capítulo I

Un par de indios que estaban descansando en sus catres de paja le dijeron que el grito había venido de la cubierta inferior. Abajo, otros dos hombres que estaban revolviendo la bodega para sacar los cañones y comprobar el estado del velamen almacenado señalaron a panel de la bodega donde se guardaba el botín… y el prisionero que habían tomado en el abordaje. La puerta estaba entreabierta y había luz en el interior.

Sigue leyendo “A la luz de un nuevo mundo (II)”

Relatos

A la luz de un nuevo mundo (I)

Willem miraba pensativo como su orín caía por el borde del barco, describiendo un arco perfecto hasta mezclarse con la espuma que la Sirena Tuerta creaba en su perezoso avance. El rastro de la nave se difuminaba en el océano hasta perderse en la línea del horizonte, donde se perchaban los tres espectros que venían a por sus almas.

Sigue leyendo “A la luz de un nuevo mundo (I)”

Relatos

Chaperon Rouge

En el barrio la conocían como Caperucita Roja por su manía de usar siempre condones de ese color. A quien preguntara le contaba gustosa que todo había empezado como un juego cuando era una novata, una forma de sentirse más segura. “Es divertidísimo ver a un tío, a cualquiera, con un trozo de látex rojo saltando entre las piernas”, se reía. Al final se había convertido en “su marca” y hasta había conseguido algún cliente fijo gracias a eso. “Y es que algunos incluso se ven importantes” decía y no paraba de reír.

Sigue leyendo “Chaperon Rouge”

Relatos

La Casa de los Anturios

Santa Cruz de Tenerife, a 28 de Junio de 2015

Hola vecino, me llamo Eugenio Báez. Vivo justo frente a usted, en la casa amarilla. Cuando lea esto me habré marchado. Soy tan cobarde que no he sido capaz de entregarle esto en mano, no sé cómo puede reaccionar y le tengo demasiado miedo a esa casa. Lo siento.

Cuando acabe de leer esta carta es muy probable que piense que soy un viejo loco. Y puede que tenga razón, ya no estoy seguro de nada. Sólo le pido que lea estas líneas hasta el final. Es muy importante.

Sigue leyendo “La Casa de los Anturios”