Relatos

La Casa de los Anturios

Santa Cruz de Tenerife, a 28 de Junio de 2015

Hola vecino, me llamo Eugenio Báez. Vivo justo frente a usted, en la casa amarilla. Cuando lea esto me habré marchado. Soy tan cobarde que no he sido capaz de entregarle esto en mano, no sé cómo puede reaccionar y le tengo demasiado miedo a esa casa. Lo siento.

Cuando acabe de leer esta carta es muy probable que piense que soy un viejo loco. Y puede que tenga razón, ya no estoy seguro de nada. Sólo le pido que lea estas líneas hasta el final. Es muy importante.

Sigue leyendo “La Casa de los Anturios”

Anuncios